Trinacria Siciliana

FLY AND DRIVE SICILIA; VUELA Y CONDUCE POR….

La isla más grande del Mediterráneo; en un fly and drive de 8 días/ 7 noches con 7 días de coche de alquiler para recorrer Sicilia a tu aire y descubrir su bello litoral, sus pueblos pintorescos e importantes sitios arqueológicos.

No es sólo la isla más grande del Mediterráneo, es un mundo aparte, habitado desde la prehistoria y en el que diversas culturas han ido dejando su huella: Templos griegos y romanos, reyes normandos e influencias exóticas de diversos conquistadores o el barroco siciliano, mundialmente reconocido.

Sicilia es también una tierra volcánica, de montañas y colinas, por encima de las cuales se levanta el monte Etna, el “Mons-Gebel” (“la montaña por excelencia” de los árabes) un volcán donde la interacción entre las fuerzas de la naturaleza y  las formas de vida vegetal han dado lugar a la evolución de una extraordinaria variedad de ambientes y paisajes naturales, que son el resultado de largos y complejos fenómenos físicos, químicos y biológicos y que con sus erupciones, va marcando el ritmo del corazón de la isla… ¡ven a recorrer Siclia en coche y disfruta de las tres esquinas de esta isla sorprendente!

Ruta propuesta: Catania – Monte Etna y Taormina – Siracusa – Catania – Piazza Armerina – Agrigento – Selinunte – Segesta – Palermo – Monreale – Palermo – Cefalú – Messina – Catania. (Posibilidad de empezar y finalizar en Palermo)

Pernoctando en: Catania 2 + 1 noches, Agrigento 1 noche , Palermo 3 noches (Posibilidad de pernoctar algunas de las noches en Ragusa y/o Marsala, consultar)

Duración: 8 días; recorrido aproximado: 1.100 kilómetros, según visitas

Salidas diarias, todo el año desde Madrid y Barcelona (consultar otros orígenes).

Precio medio recomendado. Sujeto a fluctuaciones (alza o baja) según temporada y la antelación con la que se efectúe la reserva..

El precio incluye:

  • Vuelo directo España – Catania/Palermo y regreso; Cía. Iberia/Vueling. Clases “P”/”W”
  • Tasas de aeropuerto y emisión
  • 7 noches de alojamiento en hoteles **** con los desayunos
  • 7 días de alquiler coche; Grupo B (Opel Corsa o similar, 5p)
  • Seguro de viaje
  • Información del destino y envío de documentación
  • I.V.A.

No se incluye:

  • Seguro de cancelación opcional: 15 €
  • Posibilidad de sustituir las noches de hotel en Catania por un alojamiento de Agriturísmo en Sta. Venerina, a 30 Km de Catania, ideal para visitar el monte Etna y Taormina. (min. 2 noches): Tenuta San Michele
  • Posibilidad de concertar visitas enológicas a bodegas y viñedos, consultar
  • La ruta propuesta se basa en excursiones desde Catania y Palermo; consulta la posibilidad de hacer un autotour pernoctando en un lugar distinto cada noche.

cinta-sicilia


(volver arriba)

viajeautosugiere.svg

Desde Catania: algunas visitas que pueden hacerse desde Catania son Taormina, ciudad de gran belleza natural situada en la falda del Monte Tauro y en la que podréis visitar su Teatro Griego-Romano con unas fabulosas vistas al mar y el monte Etna. También recomendamos Siracusa, una de las más ricas en arte y monumentos: la parte vieja de la ciudad está situada sobre la isla de Ortigia, unida por un puente a tierra firme. Destaca el centro histórico con la Catedral, fuente Arethusa, etc., y la zona arqueológica donde se encuentra el Anfiteatro Romano, la Gruta Cordari y la Oreja de Dionisio. Y cómo no, el monte Etna, en el cual si las condiciones meteorológicas lo permiten, puede ascenderse libremente hasta los 1.800 metros. Una de las ventajas del fly and drive en Sciilia es que, si un día hace demasiado viento en el Etna, podemos aprovecharlo para recorrer la costa oriental y voler  a intentarlo al día siguiente…

Debe destacarse también las ciudades de Noto, Ragusa y Modica, que contienen los mejores ejemplos del barroco siciliano (en especial Noto con su impresionante Catedral); la presencia del abundante patrimonio de barroco tardío en Sicilia se debe al terrible terremoto de 1693, que arrasó ciudades enteras.

Piazza Armerina: esta pequeña ciudad debe su fama a sus edificios medievales que combinan múltiples influencias (góticas, normandas, aragonesas, barrocas…), y muy en especial a los cercanos restos de la Villa Romana del Casale, enterrada en la edad media por un corrimiento de tierras que a su vez preservó hasta nuestros días la mayor y mejor colección de mosaicos romanos del mundo, con una superficie conjunta de 3.500 metros cuadrados de paredes y suelos decorados con esta laboriosa técnica.

Agrigento: esta ciudad de antiguos orígenes griegos alberga una de las visitas imprescindibles de Sicilia, el (mal) llamado “Valle de los templos” (en realidad es una cresta montañosa), parte de la zona sagrada de la ciudad griega y en el que se han preservado varios templos usados durante siglos por griegos y romanos, alguno de los cuales es segundo sólo ante los de la acrópolis de Atenas. Además, su ubicaicón es ideal como parada intermedia en un programa de fly and drive.

Selinunte: Selinunte, como muchas otras poblaciones sicilianas, fue fundada por los griegos y vivió cierta prosperidad hasta que los avatares de la guerra obligaron a sus últimos propietarios, los cartagineses, a evacuarla. Olvidada durante dos mil años, Selinunte puede apreciarse hoy día través de diversos templos y edificios de su acrópolis, una de las mayores fuera de la Hélade.

Desde Palermo: Palermo es la capital de la isla, habitada desde tiempos prehistóricos y cuenta con una gran riqueza y peso a lo largo de la historia. Podréis recorrer a pie sus principales atractivos, como la Iglesia de la Martorana, el Teatro Massimo, la Catedral, etc. Ya con el coche, es imprescindible acercarse a Monreale, situado 7 kilómetros de Palermo donde podréis visitar su Catedral, uno de los monumentos más famosos del mundo, edificada por el rey Guillermo II. En su gran cúpula se puede observar la majestuosa imagen del Cristo Pantocrátor y destaca también su Claustro Benedictino, conservado íntegramente.

Otra excursión recomendable es para visitar Segesta, centro histórico de los Elimios, de quienes se preserva poca memoria, pero que dejaron un templo dórico muy bien conservado y un interesante teatro entre otras obras; y luego seguir hasta Erice, cuyo centro urbano medieval de callejuelas empedradas pensadas para la defensa y aprovechar el difícil terreno le confieren gran interés.

Cefalú: este pequeño pueblo costero, que se alza sobre un promontorio rocoso, es uno de los más visitados de la isla y ofrece entre otros monumentos su original y famosa catedral de estilo normando, de compleja historia y construcción.

Mesina: tradicional puerta de entrada a Sicilia, destacan obras como la catedral  normanda, la curiosa iglesia de Annunziata dei Catalani con su decoración de arcos ciegos y estilo arabizante o Santa Maria dei Allemani, uno de los pocos edificios puramente góticos de la isla.

(volver arriba)

(volver arriba)

GASTRONOMIA


cocineroUna parte notabilísima del patrimonio cultural siciliano es su gastronomía. La gastronomía siciliana aglutina influencias de los países de la ribera mediterránea, principalmente Italia, Grecia y los países árabes. Fueron los árabes, de hecho quienes introdujeron en Sicilia las diferentes especies utilizadas en la condimentación de sus platos, como el azúcar, los cítricos, la canela o el azafrán, además del arroz tan presente en las recetas como el arancino (bola de arroz repleta de ragú de carne o guisantes, o de jamón y queso) emblema de la cocina siciliana y siempre presente en las “Tavolas Caldas”.

Es imposible no mencionar las diferentes formas sicilianas de preparar la pasta, desde la pasta con le sarde palermitana, a la pasta ‘ncaciata mesinesa o la pasta alla Norma de Catania (con tomate, berenjenas y ricotta salada). Tampoco faltan en la mesa siciliana platos a base de pan, como el pane cunzatu (especie de empanada) y el pane ca’meusa (panecillo de sésamo relleno de carne hervida).

El pescado forma parte, y cómo no siendo una isla, de la rica cocina siciliana. El atún tiene un peso acusado, sin olvidar el pez espada o emperador, preparado de muchas formas diferentes y que encontraremos en cualquier mercado de pescado siciliano, con sus imponentes cabezas dibujando el panorama de las “pescherie”. Es destacable la preparación a la ghiotta (cebolla, aceitunas, alcaparras y tomate) y el plato trapanés cuscusu, una original versión isleña del cuscús magrebí realizado con pescado.

Atención especial merece la pastelería siciliana, que sustenta la gastronomía en festejos y celebraciones y es uno de los hábitos culinarios más extendidos entre los sicilianos. De entre la variedad de dulces destacan los mazapanes (Frutta Martorana), modelados con formas de frutas y aceitunas, los cannoli rellenos de queso y la cassata, especie de tarta de bizcocho borracho cubierta de mazapán y frutas glaseadas.

Por último, Sicilia ha sido tierra de vinos desde que los griegos implantaron el cultivo de la vid hacia el año 750 a.C. Aunque durante el siglo XX Sicilia producía vinos de poca calidad y la única variedad reconocida era el vino de Marsala, una nueva generación de viticultores puso en marcha en los años 90 una auténtica revolución, arrancando las viejas viñas de producción en masa, recuperando variedades locales, buscando la calidad por encima de todo y reivindicando una forma de cultivo más ecológica que explota las ventajas naturales de Sicilia.

En la actualidad Sicilia alberga varias bodegas de calidad premiada mundialmente, algunas de las cuales pueden visitarse (consultar); triunfa especialmente el cultivo de la variedad local “nero d’Avola”, que combinada con variedades extranjeras produce vinos originales y con mucho carácter.

(volver arriba)

Hoteles previstos o similares (pdf)

Antiguamente Sicilia, de forma triangular, fue llamada Trinacria por los primeros griegos llegados a la isla (siculos y sicanios) debido a sus tres extremos. Su historia sigue en parte envuelta en el misterio, o en todo caso en la indeterminación ya que la denominación de Trinacria procede de la mitología. En sí, inicialmente estaba compuesta por la cabeza de Gorgona, cuyos cabellos son serpientes entrelazadas con espigas de trigo, y desde donde irradian tres piernas flexionadas. Las tres piernas representan los tres extremos de la isla del griego triskeles treis (tres) y akra (promontorios): y del latín “triquetra”, tres cumbres.

(volver arriba)

vaucinta-spg

Nombre
Email
Telefono
Solicitud ?
Recuerda indicarnos el aeropuerto de salida, margen de fechas disponibles, número de personas y si viajarían niños menores de 12 años.

  2 comments for “Trinacria Siciliana

  1. Pili
    14 agosto, 2014 at 09:55

    Buenos días, muchas gracias por pedir opinión sobre la calidad de los alojamientos. la organización del viaje la encuentro impecable, la ruta y las visitas propuestas son del todo adecuadas al tiempo disponible. En cuanto a los hoteles el nh de Catania se adecua a la categoría de 4 estrellas pagada y está fenomenal en cuanto a instalaciones y ubicación pero el de Agrigento tenía unas instalaciones anticuadas y algo cutres más propias de un hostal de carretera que de un hotel de cuatro estrellas; el hotel de Palermo bien también. Con el alquiler del coche tuvimos un pequeño problema, seguramente motivado por el idioma, y no entendemos muy bien porque nos cobraron unos suplementos por el seguro… Por lo demás, felicitarles por su buena gestión y estupenda atención durante todo el proceso de contratación del viaje. Gracias

  2. Amparo Rodriguez
    15 diciembre, 2011 at 23:08

    Hola: Ya hemos vuelto. Todo ha salido muy bien.

    Comentarios: Los hoteles correctos, el de Catania algo alejado del centro pero es un buen hotel. En Agrigento normal, le sobra alguna estrella pero correcto. En Palermo situacion muy buena y renovado hotel, fallan en el desayuno. Los lugares todos bellisimos, un tiempo estupendo y ningun percance con la conducción. Una buena idea (que yo ya he realizado en otras ocasiones) fue buscar una guia local para que nos enseñase el Valle de los Templos (a nosotros no nos daba tiempo a mas) contacté con una guía oficial y te dirige una visita fenomenal por el Valle con un precio mas que aceptable…..

    Espero preparar otro viaje pronto (si la crisis nos lo permite)

Comments are closed.