“Tesouros” de Portugal

FLY AND DRIVE PORTUGAL; VUELA Y CONDUCE POR…

El vecino país lusitano;visitando sus dos principales ciudades; Lisboa y Porto, desde la ribera del Tajo a la del Douro, en un viaje de 8 días con coche de alquiler, atravesando los pueblos mas bellos del litoral y los parques nacionales del interior.

Un forastero, encontrándose en la ciudad de Barcelos, se disponía  a iniciar la peregrinación del Camino de Santiago, cuando para su sorpresa fue arrestado por un delito de hurto que lo condenaba a muerte. Mientras era conducido a la horca, desesperado, pidió como último de sus deseos, poder hablar con el juez que injustamente lo había condenado. Éste se encontraba en aquel momento rodeado de amigos prestos a devorar un apetitoso gallo asado, aún así, accedió a recibir al reo quien aseguró, en medio de risas y burlas de todos los comensales, que como prueba de su inocencia en el momento de su ejecución aquel gallo cocinado se levantaría y cacarearía.

Y así fue, al poco rato y justo antes de hincarle el diente, el gallo se levantó del plato y cacareó. Cuenta la leyenda que el juez al darse cuenta de su tremendo error, corrió con angustia hacia el lugar de la horca, y he aquí el segundo milagro, un nudo mal hecho en la cuerda salvó al reo de morir. Años más tarde el afortunado peregrino regresó a Barcelos y como prueba de agradecimiento esculpió el “Cruzeiro do Senhor do Galo” que hoy se encuentra en el Museo Arqueológico de la ciudad. Así nació la leyenda de uno de los mayores símbolos de Portugal.

Los gallos de Barcelos de todos los tamaños y materiales son un souvenir típico de Portugal

Ruta propuesta: Lisboa – Bélem – Cascais – Sintra – Óbidos – Nazaré – Leiria – Pombal – Figueira da Foz – Montemor-O-Velho – Coimbra – Coja – Avô – Piódão – Covilhã – Belmonte – Sabugal – Guarda – Viseu – São Pedro do Sul – Vouzela – Aveiro – Ílhavo – Santa Maria Da Feira – Porto – Amarante – Galafura – Peso da Régua – Lamego – Pinhão – São João da Pesqueira – Porto.
.
Pernoctando en: Lisboa 2 noches, Leiria 1 noche, Coimbra 1 noche, Guarda 1 noche, Oporto 2 noches
 
Kilómetros previstos para cubrir el programa : 1.235 km
Precio medio recomendado. Sujeto a fluctuaciones (alza o baja) según temporada y la antelación con la que se efectúe la reserva.

El precio incluye:

  • Vuelos Madrid – Lisboa; Oporto – Madrid (o viceversa). Consultar otros puntos de salida.
  • Tasas de aeropuerto
  • 8 días de alquiler de coche; grupo B ( Kilometraje ilimitado, seguro de ocupantes, robo y colisión con franquicia)
  • 7 noches de alojamiento en hoteles 3***/4****
  • Desayunos
  • Seguro de viaje
  • Audio-guía de Lisboa y asistencia a un recital de fados.

No se incluye:

  • Traslados, visitas, excursiones,……
  • Seguro de cancelación opcional: 15 €
  • Noches extra en Oporto o Lisboa (consultar)
  • Posibilidad de incluir seguro de re-embolso de franquicias en el alquiler de coche. (consultar)
  • Nada que no esté especificado en el apartado anterior

rincones-de-portugal

viajeautosugiere.svg

Día 1 Ciudad de origen – Lisboa.

Llegada a Lisboa y recogida del coche de alquiler para empezar nusetro fly & drive en Portugal. Primera toma de contacto con la ciudad, por ejemplo asistiendo a un recital de fados.

Día 2 Lisboa

Día completo en la capital lusa, donde podremos ver puntos de interés como el elevador do Carmo, la Torre de Belém, el Monasterio de los Jerónimos, el Castillo de San Jorge, el Palacio Real de Ajuda, la Se Catedral…

Día 3 Lisboa | Bélem| P.N. Sintra – Cascais | Sintra| Óbidos | Nazaré| Leiria

Salimos de Lisboa pasando por Belem rumbo a Sintra. Atravesaremos el Parque Natural Sintra-Cascais y en Sintra podremos visitar sus hermosos palacios. Siguiendo por la costa pasaremos por pintorescos pueblos como Óbidos y Nazaré. Por la tarde llegada a Leiria donde podremos visitar su castillo y sus calles medievales.

Día 4 Leiria | Pombal | Figueira da Foz | Montemor-O-Velho | Coimbra

Seguiremos nuestro camino con paradas en Pombal y su castillo y en Figueira da Foz, la mayor playa de Portugal. Camino de Coimbra, podremos visitar el castillo de Montemor-o-Velho. En  Coimbra podremos pasear por sus calles y disfrutar del ambiente culto de la “Atenas lusa”

Día 5 Coimbra | Coja | Avô | Piodão | Covilhã | Belmonte | Sortelha | Sabugal | Guarda

Hoy nos adentraremos en el corazón montañoso de Portugal, pasando por pueblos típicos como Coja, Avô, Piodão, Covilhã o Belmonte. En Sortelha podremos ver sus calles medievales al pie del castillo, o bien acercarnos al castillo de Sabugal y asomarnos al río Côa. Llegada a Guarda, la ciudad a mayor altitud de Portugal, para visitar su centro medieval.

Día 6 Guarda | Viseu | São Pedro do Sul | Vouzela | Aveiro | Ílhavo | Santa Maria da Feira | Porto

Hoy regresaremos a la costa, despidéndonos de la Serra de Açor con las vistas desde el  Monte del Castillo en Vouzela. Ya en la costa, en Aveiro podremos ver sus “moliceiros”, los canales, edificios Art Nouveau y el barrio de Beira Mar. Camino de Oporto podremos acercarnos a la afamada fábrica de porcelanas de Vista Alegre.

Día 7 Porto | Amarante | Galafura | Peso da Régua | Lamego | Pinhão | São João da Pesqueira | Porto

Día completo para explorar las tierras del Duero; pasaremos por Amarante, Vila Real, Peso da Régua, Lamego con sus abundantes iglesias, la pintoresca estación de Pinhão, y llegaremos hasta São João da Pesqueira. Por el camino de ida y regreso pasaremos por varios miradores sobre el Duero, el valle y las montañas. Llegada a Oporto a última hora de la tarde y alojamiento en el hotel.

Día 8 Porto – España

Salvo que hayamos contratado noches extra para explorar Porto, último día del fly and drive en Portugal antes de devolver el coche de alquiler en el aeropuerto y regresar a España.

Visualiza el mapa de la ruta “Tesouros de Portugal”  AQUI.

 

LOS LUGARES   – GASTRONOMIA – FOLKLORE – CONDUCIR EN…

LOS LUGARES


Lisboa: En la orilla derecha del amplio estuario del río Tajo, la capital de Portugal se extiende sobre encantadoras colinas, disfrutando de una situación geográfica incomparable, a la que debe su destino de ciudad cosmopolita. Su luz excepcional, que ha hechizado a escritores, fotógrafos y cineastas, la clara amalgama de casas que trepa sobre las colinas, donde resalta el color ocre de los tejados, la policromía de los azulejos de las fachadas y las callejuelas tortuosas de los barrios antiguos, le confieren la peculiar atmósfera de ciudad de transición entre el norte europeo y el sur mediterráneo.

A pie por los barrios típicos, en tranvía por las zonas antiguas, subiendo o bajando las colinas en tranvías y elevadores seculares, en barco dando un paseo por el Tajo, o incluso, en metro, auténtico museo subterráneo de arte contemporáneo portugués, todos los medios son buenos para descubrir la diversidad cultural de gran interés que ofrece Lisboa.

Sintra: Precioso pueblo al pie de la Sierra del mismo nombre, sus características únicas han hecho que la UNESCO, al clasificarla como patrimonio mundial se viese obligada a crear una categoría específica para el efecto -la de “paisaje cultural”- que de esta forma considera tanto la riqueza natural como el patrimonio construido en el pueblo y en la sierra. La Sierra de vegetación exhuberante, forma parte del Parque Natural Sintra-Cascais.

Lugar de veraneo muy apreciado por reyes y nobles, y exaltado por escritores y poetas de los que es ejemplo incuestionable Lord Byron que le llamó Eden glorioso, Sintra posee un rico conjunto de chalets y fincas, así como palacios que pertenecieron a nobles y potentados.

Coimbra: La ciudad más importante al Sur del Río Douro, fue durante algún tiempo residencia del Conde D. Henrique y Dª. Teresa, padres del primer rey de Portugal, D. Afonso Henriques, que aquí nació. Bajo su mandato fue integrada en territorio portugués en el 1131. Datan de esa época algunos de los monumentos más importantes de la ciudad: la Sé Velha (Catedral Vieja) y las iglesias de São Tiago, São Salvador y Santa Cruz, en representación de la autoridad religiosa y de las diversas ordenes que aquí se establecieron.

En Coimbra fue donde se desencadenó el amor prohibido entre D. Pedro I (1357-67) y la dama de corte Dª. Inés, ejecutada por orden del rey D. Afonso IV, que vio en este romance el peligro de una subyugación a Castilla. Inspirando a poetas y escritores, su historia sigue formando parte del patrimonio de la ciudad…

Guarda: Situada en una de las laderas de la Sierra da Estrela, es la ciudad portuguesa situada a mayor nivel de altitud, a 1.056 metros. Este hecho siempre ha provocado que fuese una plaza de guerra por naturaleza desde la prehistoria, idónea para el asentamiento de las poblaciones castrenses y, más tarde, de los romanos.

Reconocido como importante baluarte fronterizo, en 1199 D. Sancho I fundó la ciudad de Guarda, elevándola a sede de obispado con Catedral. Una vez que se construyó el castillo, las murallas fueron reforzadas por D. Afonso II y D. Afonso III, cuyos trozos, integrados en el conjunto de casas, aun son visibles en la Torre Principal, en la Torre dos Ferreiros y en las Puertas da Erva y de El Rei. Por Guarda han pasado diversas personalidades de la realeza: D. Dinis residió aquí después de su matrimonio en Trancoso con Dª. Isabel de Aragão; D. Fernando buscó este clima para curarse de una enfermedad pulmonar y D. Afonso V organizó las Cortes de 1465.

Porto: Capital y puerta de acceso a la región norte, Porto es una ciudad antigua que dio su nombre a Portugal y al vino reconocido en los cuatro rincones del mundo: el Vino de Porto.

Ya que goza de una situación espléndida en la desembocadura del Duero y cuenta con un conjunto arquitectónico de excepcional valor, el centro histórico de Porto es, desde 1996, Patrimonio de la Humanidad. Es la capital del norte y la 2ª ciudad del país, su población, emprendedora y con una marcada vocación mercantil, desde siempre ha reafirmado su voluntad contra invasores e imposiciones, siendo por eso Porto conocida también bajo el nombre de la “invicta ciudad”.

GASTRONOMÍA


cocineroCada región en Portugal tiene sus propias preferencias y especialidades gastronómicas; esta es una selección de los platos que podremos encontrar en nuestro viaje:

Lisboa: En la región de Lisboa reina el pescado, desde la humilde sardina a pescados de río como las anguilas, pasando por las especialidades de bacalao. A la brasa, a la plancha, al vapor, en sal, en sopa, solo o acompañado, el pescado reina en la cocina lisboeta. No olvidemos tampoco los quesos, como el imprescindible queso de Azeitao, y vinos como el moscatel de Setúbal; y los postres: nueces de Cascais, pasteles de Bélem, queijadas y travesseiros de Sintra, Lisboa es un paraíso de los más golosos.

El centro: en la zona central de Portugal, podremos encontrar dos áreas bien distintas; la costa, con los imprescindibles pescados, servidos en sopas y calderetas y acompañados de un buen vino blanco de Bairrada; y el interior, de las sierras de Açor y Estrela. Aquí podremos probar el cochinillo de Bairrada, acompañado de vino espumoso; recetas de carne de cabra como la “chanfana” cocida en vino tinto, platos de cabrito o especialidades de ternera, como la de Lafões. Los embutidos típicos del interior son los ‘maranhos’, las morcilllas de arroz y muchos otros, todos distintos, que a veces llevan hierbas como condimento. También quesos con denominación de origen, como el famoso Serra (de la Sierra de Estrela), el Castelo Branco, el Alcains o el Rabaçal; y en cuanto a los dulces, podemos sugerir los “ovos moles” (yemas de huevo dulces) de Aveiro o el bizcocho de Ovar.

Porto: Oporto reúne las tadiciones del litoral y el interior del Norte; pescados de mar como la sardina o el universal bacalao, y pesca de río como lampreas o truchas, que se acompañan de vinos verdes, blancos o rosados muy fríos. La cocina del interior aporta a la gastronomía el popular caldo verde, con rodajas de chorizo, y multitud de platos a base de magro de cerdo; el arroz con pollo, que brilla con luz propia, y especialidades de ternera Barrosa, Maronesa o Mirandesa. También llegan del interior especialidades encurtidas como los jamones de Chaves y Lamego, las salchichas de harina de Mirandela o los salchichones de Vinhais. Para los postres se acompañan las especialidades de Amarante, los “papos de anjo”, las ubicuas natillas y el arroz con leche. Y para beber, evidentemente, un buen vino dulce de Oporto o un tinto del Douro, a quienes tanto deben estas tierras.

FOLKLORE: EL FADO


El Fado, que nació en los barrios lisboetas de Mouraria, Alfama, Bairro Alto y Madragoa, es hoy la canción que representa el alma portuguesa y canta su destino. El Fado fue compartido por hidalgos, vagabundos y marineros, cantado de forma desgarrada e intensa por el sentimiento, las penas de amor, la nostalgia por alguien que ha partido; pero también lo conocemos más alegre, relatando conquistas, las cosas cotidianas, los amores, los encuentros y desencuentros de la vida… El Fado es un símbolo reconocido de Portugal, una música del mundo que mantiene su esencia pero que va adaptándose a los tiempos.

CONDUCIR EN PORTUGAL


RENT-A-CAR-11111Caminos y autopistas

Portugal está un paso atrás en relación a otros países europeos en lo que se refiere a las redes viarias,  en ese sentido, las autopistas modernas son limitadas. Una autopista de cuatro carriles recorre alrededor de 360 millas (590 kilómetros) entre Lisboa y Porto. Autopistas de dos carriles que se hallan en muy buen estado conectan al resto del país.

Por lo general los caminos poseen tres carriles, y el del medio es utilizado para superar a otros vehículos (en ambos sentidos).

En los caminos rurales es necesario estar atento a los carteles que indican la presencia de animales sueltos cerca de la ruta.

Tranvías

Los tranvías circulan por las calles de algunas ciudades de Portugal, y donde no existan plataformas para el ascenso o el descenso de los pasajeros es obligatorio que los vehículos se detengan permitiendo la circulación de las personas. Es obligatorio ceder el paso a los tranvías tanto cuando se acercan circulando por el lado derecho de una intersección como cuando se está adelantando a nuestro vehículo.

Estacionamiento

No está permitido estacionar en contra del sentido en que circula el tráfico. Los vehículos estacionados en lugares no permitidos están sujetos a la confiscación del mismo por un período que puede ir desde dos meses hasta un año.

En muchas ciudades portuguesas existen “zonas azules”, donde es posible estacionar el vehículo sin cargo previa obtención del permiso correspondiente en la estación de policía.

El centro de Lisboa ofrece pocas opciones en los que se refiere a estacionamiento callejero.

Multas

En Portugal se aplican multas en el momento y lugar en que se comete la infracción. La policía puede exigir el pago inmediato de la misma, tanto en efectivo como mediante una tarjeta de crédito.

No respetar sendas peatonales, saltear luces rojas o ignorar las indicaciones de la policía de tránsito son infracciones que pueden provocar la pérdida de la licencia de conducir por un período que va desde los dos meses hasta un año.

Combustibles

Las estaciones de gasolina suelen permanecer abiertas de 7 AM hasta las 10 PM, aunque algunas permanecen abiertas las 24 horas. El combustible puede abonarse tanto con efectivo como con tarjetas de crédito.

Los límites de velocidad en Portugal son los siguientes:

Autopistas 120 kmh / 75 mph – Rutas 100 kmh / 62 mph – Otros caminos 90 kmh / 56 mph – Zonas urbanas 50 kmh / 31 mph

Los peajes en Portugal son caros y por lo general las autopistas donde se cobran no son frecuentadas por los conductores locales.

El alto costo del precio de los peajes, sumado al descenso en los precios de los vehículos hizo que en los últimos años aumentaran los congestionamientos en los caminos secundarios, donde la circulación es gratuita.

En las rutas con peaje existen marcas grises en el pavimento que indican los carriles exclusivos para automóviles con sistema de tele-peaje.

vaucinta-spg

 

Nombre
Email
Telefono
Solicitud ?
Recuerda indicarnos el aeropuerto de salida, margen de fechas disponibles, número de personas y si viajarían niños menores de 12 años.