Fly and drive en Normandía y Bretaña

FLY AND DRIVE FRANCIA; VUELA Y CONDUCE POR….

Normandía y La Bretaña en un fly and drive de 8 días con 7 días de coche de alquiler para conocer el oeste más marinero de la Francia atlántica, con opción a completar el programa añadiendo noches extra en París, valle del Loira, Disneyland…

    Foto cortesía de Octavi Centelles

La palabra Normandía, desembarco o simplemente Día “D” nos traslada irremisiblemente a unos de los episodios bélicos más importantes del siglo XX.

La épica hazaña de un ya lejano 6 de junio de 1944, se ha considerado no sólo la mayor invasión por mar jamás realizada,  si no la acción más decisiva en la II Guerra Mundial para inclinar la balanza hacia los aliados.

Acantilados, playas interminables, estuarios, bosques, pueblos medievales, tradiciones centenarias y ecos de guerra os esperan en Normandía y Bretaña, con su fuerte carácter, gran riqueza gastronómica y una belleza a menudo indómita justifican de sobra nuestro interés para proponeros este destino.

Ruta propuesta: París – Rouen – Le Havre – Omaha Beach – cementerio americano de Colleville – Arromanches – Bayeux – Caen – Mont Saint Michel – Fougères – Vitré – Broceliand – Rennes – Cancale – Saint Malo – Dinard – cabo Fréhel – Dinan – Rennes – bahía de Saint-Brieuc – costa del granito rosa – Lannion – cairn de Barnénez – ruta de las parroquias – Locronan – Douarnenez – Finistére – Quimper – Concarneau – megalitos de Carnac – Vannes y golfo de Morbihan – Nantes.

Pernoctando en: Le Havre 1 noche, zona Caen 1 noche, Rennes 2 noches (opcional: 1 noche en Mont St. Michel + 1 n Rennes), zona Lannion 1 noche, zona Quimper 1 noche, Nantes 1 noche.

Duración: 8 días

Kilómetros recorridos: aprox. 1.650 Km.

Salidas diarias desde Madrid y Barcelona durante todo el año. Consultar otros orígenes.

Precio recomendado. Sujeto a fluctuaciones (alza o baja) según temporada y la antelación con la que se efectúe la reserva.

El precio incluye:

  • Vuelos en línea regular Barcelona/Madrid – París y regreso desde Nantes (o viceversa)*
  • Tasas de aeropuerto
  • 7 días de alquiler de coche grupo B (4 puertas), recogida en aeropuertos de París y devolución en aeropuerto Nantes (o viceversa). Kilometraje ilimitado y seguro parcial de colisión y robo con franquicia.
  • 7 noches de alojamiento en hoteles hoteles 2**/3*** (Le Havre, zona Caen, 2 noches en Rennes, zona Lannion, zona Quimper y Nantes)
  • Desayunos
  • Seguro de viaje

No se incluye:

  • Seguro de cancelación opcional: 15 €
  • Posible cargo de “one way” (devolución del coche de alquiler en diferente aeropuerto): consultar
  • Opción de pernoctar en Mont Saint Michel, precio según disponibilidad (consultar)
  • Opción de realizar el trayecto Barcelona – Paris en AVE/TGV directo (6h 25m, consultar)
  • Nada que no esté incluido en el apartado anterior

La ruta propuesta y las noches de alojamiento son orientativas; solicita presupuesto a medida si prefieres cambiar el número de las pernoctaciones para añadir noches en París o Disneyland Paris, pasar más noches en Caen para explorar mejor el legado del Día D y la Batalla de Normandía, o tal vez acercarte al valle del Loira.

(*) Novedad 2013: a partir del 29 de marzo, podemos ofrecer la opción de volar a/desde Rennes a los viajeros con origen o destino en Barcelona.

cinta-normandia

(volver arriba)

viajeautosugiere.svg

NORMANDÍA

Permanece en la memoria colectiva asociada a dos proezas, una mística y la otra trágica: el monasterio del monte Saint Michel, construido en el mar a golpe de voluntad de monjes anónimos, y el desembarco aliado en la segunda guerra mundial, en el que murieron miles de hombres jóvenes y hoy la mayoría aún reposa muy lejos de su hogar.

Pero con neustro fly and drive por Normandía veremos que hay mucho más; una tierra de buen vivir que se aferra con una mano al mar y a las colinas y los bosques con la otra; que tiene iglesias que buscan el cielo y pueblos arraigados profundamente desde la edad media, tierra de frutos del mar y del campo, de quesos y sidra.

Normandía es un estado histórico, situado al Norte de Francia, que se divide en dos zonas: la Alta Normandía y la Baja Normandía. La Alta consta de un altiplano con profundos valles fluviales en la zona oriental, y en la zona opuesta, a la otra orilla del Sena, se distingue un suelo menos barroso. En la Baja Normandía, como contraste, se encuentra la Campagne de Caen, una plataforma calcárea jurásica.

La costa es variada, encontramos sectores abruptos, situados al este y al oeste, en los que los acantilados pueden llegar a alcanzar grandes alturas como en Pays de Caux. Y una extensión central, donde yacen largas playas como las de Deaville, Troville y la abadia del Mont-St-Michel.

Las mareas de esta zona son cambiantes, por lo que la abadía de Mont-St-Michel no puede ser alcanzada cuando hay marea alta. Además de su abrumadora costa, tierra adentro podemos encontrar lugares de gran interés turístico. Por una parte están los idílicos parajes rurales repletos de muy variada flora en verano, y por otra parte la arquitectura. Se conservan edificios anteriores a la Segunda Guerra Mundial, aunque muchos fueron destrozados durante la Batalla de Normandía en 1944, y reconstruidos posteriormente. Asimismo los grandes castillos situados en medio de vastas extensiones de terreno poseen un encanto propio de los cuentos de hadas.

Otro tipo de goce producen las pequeñas casitas de los pueblos de mar que sortean la costa, Dieppe y Mersles bains, son pueblos pesqueros con acantilados que se sitúan cerca de la ciudad principal, Rouen. Esta es, a su vez, una de las ciudades que contiene más grueso histórico de Normandía. Sus calles medievales, como la rue Gros-Horloge, tienen un extraño atractivo que junto a su catedral remontan a sus visitantes a tiempos pasados, pasando inevitablemente por el personaje ya legendario de Juana de Arco, cuya historia podrán recuperar en su museo de cera.

Es interesante dirigirse hacia el oeste donde se encuentran las playas del histórico desembarco y visitar los pueblos que las acogen (Fécamp, Étretat, Caen) para ver las simulaciones que explican la sucesión de los hechos. Las otras ciudades de mayor importancia son El Havre, capital de la Alta Normandía, Caen, capital de la Baja Normandía, y Cherbourg.

Si lo que le interesa es la naturaleza no puede olvidar los dos parques naturales de Normandía: Marais du Cotentiny de Bessin y el de Boucles de la Seine normande.

(volver arriba)
BRETAÑA

La península bretona es conocida como una tierra de paisaje, donde cada parte del litoral tiene su propia belleza: acantilados que se vuelcan sobre el mar, paisajes que aparecen y desaparecen con las mareas, rocas e islotes que asoman entre la espuma, faros en lugares inverosímiles…

Pero Bretaña también es una tierra de historia, de antiguos puertos y de pueblos de interior y ciudades del arte cuyos orgullosos habitantes han restaurado a su belleza original.

Con neustor fly andd rive por Bretaña nos acercaremos a  lugares tradicionales como los recintos parroquiales, pasearemos por las coloridas formaciones de la costa del granito rosa y nos asomaremosa a la prehistoria en los megalitos de Carnac.

Los lugares………

Ploumanac’h: es una de las localidades costeras más famosas de las Costas de Armor por sus peñascos de granito rosa. Se trata de imponentes concreciones de piedra esculpidas por el mar y el viento que ofrecen al visitante una visión casi irreal. Es un paraje natural de excepcional belleza.

Locronan: ha entrado en los exclusivos clubes de las «pequeñas ciudades con carácter» y «los pueblos más bonitos de Francia» con argumentos contundentes. No te costará encontrar las razones cuando camines a pie por la plaza central y admires sus maravillosas casas y su pozo.

El extremo más occidental de toda Europa es la Punta del Raz. Este paraje salvaje y majestuoso atrae a muchísimos visitantes cada verano. Entre rocas abruptas y un mar esmeralda, cuando uno mira al Atlántico ve la isla de Sein y, en los días claros, hasta el faro de Ar Men. No hay una panorámica más emblemática en nuestro fly and drive por Normandía y Bretaña.

Cancale: Este bonito puerto se saborea tanto con la vista como con el paladar. Elegido lugar destacado del buen comer, Cancale es conocido desde hace tiempo por sus ostras y mariscos. Estas delicias yodadas se aprecian mejor admirando la maravilla del Monte Saint Michel elevándose en medio de la bahía.

Rennes: conocida por su dinamismo universitario y cultural, une la razón con el corazón para volverse alegre, ociosa y sorprendente. Su conjunto de calles históricas, sus majestuosas fachadas o quizá una sala de conciertos, o un restaurante a la última o una boutique de diseño… con todo ello seduce al visitante. Nuestro fly and drive por Bretaña se detiene aquí dos días para conocer esta ciudad y la cercana costa: Saint-Malo, Dinan…

Saint-Malo: Como un barco de piedra encallado en la desembocadura del río Rance, Saint-Malo muestra con orgullo sus murallas junto a la playa y el puerto. Las fachadas y torres que emergen de las fortificaciones confieren a la ciudad esa silueta tan característica. Para abordar la ciudad de Saint-Malo lo primero que hay que hacer es recorrer el camino de ronda y disfrutar de esas vistas impresionantes.

Dinan: Con sus casi tres kilómetros de murallas, Dinan y su castillo del siglo XIV se yerguen con orgullo sobre el río Rance. Del puerto deportivo, situado en la parte baja de la ciudad, parten bonitos paseos hacia el estuario. En cambio, en la parte alta, las casas medievales de entramados de madera realizadas en prominencia completan la visita de esta localidad con tanto carácter medieval.

Broceliandia: Todos hemos oído la leyenda del rey Arturo. En este bosque de Broceliandia nació su leyenda. Con solo nombrar este lugar de bosques magníficos, entre landas y estanques, donde vivió el hada Viviana, el mago Merlín o el caballero de Lancelot, ya viajamos a un lugar mágico, que puede descubrirse en magníficas excursiones.

Kerlouan: Enclavada en el corazón del denominado Pays Pagan («pagano» en bretón), seduce al visitante por sus dunas llenas de vegetación y su ambiente único. Protegida tras unos enormes peñascos de piedra de formas extrañas, su pueblo de pescadores de techos de chamizo conserva el encanto de antaño. Aparca el coche de alquiler y pasea por la costa y sus imponentes acantilados.

Nantes: A orillas del río Loira, podrás saludar a la reina Ana de Bretaña en su castillo, ver cabecear palacetes, salir de compras a un monumento histórico y cabalgar en un elefante gigante antes de tomarte una copa en una fábrica… la última noche de nuestro fly and drive por Bretaña y Normandía puede ser la más animada del viaje.

Saint-Nazaire: situado en la desembocadura del Loira, este puerto pesquero y astillero de larga tradición fue elegido por los alemanes para construir la famosa base submarina de Saint-Nazaire, un edificio blindado con techos de hormigón de 9 metros de grosor y que dio refugio seguro a los submarinos alemanes hasta el final de la guerra. Hoy, el techo del enorme y solidísimo edificio es accesible y alberga una exposición sobre la base y la ciudad.

Saint-Goustan: Al pasar por el puente de la vía rápida entre Vannes y Lorient hay un puerto que atrae la vista desde el fondo de una ría. Se trata de Saint-Goustan. El puerto y su pueblo han sabido superar los siglos conservando sus callejuelas adoquinadas, el puente de piedra, las casas medievales de entramado de madera y sus dinámicos muelles. Su aire alegre anima a dejarse llevar.

El Cabo Fréhel: A más de 70 m de altura, con los pies en el mar, los acantilados de esquisto y de gres rosa del cabo Fréhel ofrecen una de las vistas más impresionantes de Bretaña. Es un paraje excepcional, una reserva ornitológica, plagada de aulagas y brezos. El paseo concluye en el ilustre fuerte La Latte.

Vivier-sur-Mer: la bahía del Mont Saint-Michel: Allí donde se pose la vista puedes estar seguro de que la bahía del Mont Saint-Michel es una maravilla: las arenas, la vegetación, el mar y el cielo comparten el horizonte. La luz juega con los elementos en un paisaje mutante donde se reflejan el Monte Saint-Michel y las alineaciones de mejillones bouchots.

Carnac: La ciudad de Carnac no son solo son sus famosísimos campos de megalitos, admirables con la luz rasante de la madrugada o a última hora del día. También está el burgo, donde todo el mundo se da cita en los días de mercado. Y, por último, está Carnac-plage, una bonita extensión de arena fina que termina entre villas y pinos.

Erquy: Diez playas de arena fina, un puerto pesquero conocido por sus deliciosas vieiras, senderos para caminar y por doquier el inimitable color del gres rosado… Erquy no carece de atractivos. ¡Caerás rendido a sus encantos!


(volver arriba)

(volver arriba)
NOTAS DE VIAJE:

CONDUCIR EN FRANCIA:


RENT-A-CAR-11111En el país galo se conduce por la derecha y se adelanta por el lado izquierdo. Las carreteras francesas se   encuentran en buen estado de mantenimiento, en parte debido a los numerosos peajes existentes. Las autopistas se identifican con el prefijo “A”.

Estacionamiento:  Las leyes de estacionamiento son estrictas, sobre todo en las ciudades más importantes. En París puede ser multado e incluso que su vehículo sea remolcado si no cumple con las disposiciones relativas a estacionar en lugares prohibidos.

Cuando estacione, esté atento al “stationnement alterné semi-mensal”: esto significa que está permitido estacionar de un lado de la calle durante la primera mitad del mes y sobre el otro lado la restante. Carteles en las calles indicando “1-15” o “16-31” significan que no está permitido estacionar en esos días del mes del lado de la calle donde se muestra esa señal. Estacionar del lado izquierdo está permitido solamente en calles de una sola dirección.

El estacionamiento es gratuito los días hábiles entre las 7 PM y las 9 AM, los fines de semana y feriados todo el día y durante todo el mes de Agosto, a menos que se indique lo contrario.

Multas:  Las reglas de tránsito son severamente observadas por la policía en sus
puestos de control y en caso de no cumplirlas estará expuesto a severas multas. Los excesos de velocidad y otras infracciones de tránsito están sujetas a multas que se abonan en el lugar donde se cometió la falta. Los radares de velocidad son habituales.

Cuando sea multado, asegúrese de que el oficial de policía le extienda un recibo por el pago de la multa.

El límite de alcohol permitido es de 0,25 mg/litro en aire espirado. Asimismo es obligatorio llevar un etilómetro en el vehículo y deberá asegurarse de que figura entre el equipo de seguridad facilitado por la empresa de alquiler.

Combustibles:  En Francia es posible conseguir combustible, gasolina o diesel, de diferentes octanajes y calidades. Está permitido llevar en el vehículo una lata con combustible. Las tarjetas de crédito y débito son ampliamente aceptadas, aunque por lo general no funcionan en expendedoras automáticas de combustible (las únicas disponibles en zonas rurales por la noche y desde el mediodía hasta las 3 PM).

LIMITES DE VELOCIDAD
Autopistas con peaje 130 km/h   Autovías y carreteras sin peaje 110 km/h   Otras vías interurbanas 90 km/h   Zonas urbanas 50 km/h

Con lluvia:  Autopistas con peaje 110 km/h   Autovías y carreteras sin peaje 100 km/h   Otras vías interurbanas 80 km/h

(volver arriba)
GASTRONOMIA


cocineroEl queso de Camembert, los crêpes o las ostras son las primeras referencias que nos vienen a la cabeza cuando pensamos en la cocina normanda o bretona. En estas regiones, más que en ninguna otra, la sucesión de temporadas da lugar a paisajes y productos renovados sin cesar y la cocina se aprovecha de ello: caracoles de mar, vieiras, centollos y otros mariscos son materia prima de elección: mariscos, frutos del mar y pescados: Coquille Saint-Jacques (vieira), Homard bretón, los mejillones a la bretona, la raya con mantequilla…

– las carnes: Kig-ha-farz, significa, literalmente, “carne y relleno” y es el plato tradicional bretón por excelencia. Originario de la Baja Bretaña, concretamente de la región de Léon, situada al Oeste de Morlaix y que se extiende hasta Brest, resulta un plato de lo más completo. Parecido a un cocido, presenta no obstante la originalidad de incluir entre sus ingredientes harina de trigo negro.

Una especialidad de la cocina normanda es el cordero salado (Agneau Pré-salé), que tiene una carne muy tierna y un sabor particular debido al hecho que muchos de estos animales pacen en los prados salados alrededor de Mont Saint Michel.

Otro plato típico de la zona es el gustoso callos a la Caen, preparado con entrañas de bovino, de buey y sidra seca, que precisa de una larga cocción (que va de las doce a las quince horas) en el tradicional contenedor de terracota.

En cuanto a los quesos: El Brie y la raclette en bretaña y en Normandia el famoso Camembert, tradicionalmente producido en la homónima aldea, el Neufchatel, en forma de corazón, el Livarot, de punzante olor de heno, y el Pont l’Eveque, particularmente sabroso.

Los postres: flan bretón, pastel bretón, Kouign amann (Este pastel, rico en mantequilla salada, es una de las especialidades gastronómicas más famosas de Bretaña, por su originalidad y sabor. Su nombre, literalmente “pastel de mantequilla”, resulta también exótico para los oídos no acostumbrados a la lengua bretona. Todo el arte de elaboración de este pastel reside en la calidad de la mantequilla utilizada y el tiempo de reposo de la masa. Como dice el refrán: “lo hace quien quiere, lo consigue quien puede”..

Los crêpes y galettes merecen punto y aparte: Crêpe bretona, Galette bretona, Galette con salchicha… Las galettes (a base de harina de trigo negro) se prestan a todos los acompañamientos, a menudo salados (jamón, queso, champiñones…). Las crêpes (a base de harina candeal) suelen servirse dulces, con un poco de mantequilla salada derretida, miel o mermelada, o acompañadas con sorbetes. Las crepes rellenas de helado o bañadas con chocolate juegan con los contrastes de frío y calor.

(volver arriba)

vaucinta-spg

Nombre
Email
Telefono
Solicitud ?
Recuerda indicarnos el aeropuerto de salida, margen de fechas disponibles, número de personas y si viajarían niños menores de 12 años.

  2 comments for “Fly and drive en Normandía y Bretaña

  1. Almudena Hernández
    24 agosto, 2015 at 18:12

    Hola, ya estamos en Madrid y todo perfecto!!!

    Quiero agradeceros que el viaje haya sido estupendo y hayamos podido disfrutar de los días de vacaciones intensamente.

    Sólo os indico algunas cosas que lo os vendrán bien saber para otros viajes:

    + El precio de las tasas de los hoteles los cobran o no, pero no queda muy claro. En Vannes y en Rennes no pagamos nada por ejemplo.
    + Tampoco pagamos nada por devolver el coche en otro lado. Ya me han devuelto el dinero que tenían retenido con la tarjeta de crédito y no han cobrado nada extra.
    Al dejar el coche en París, no hay nadie en recepción y tienes que dejar el coche en el parking de la estación y echar la llave a un buzón… te quedas un poco bloqueado, porque no miran nada del coche.
    + Es un detallazo la carpeta con toda la información sobre el viaje y su guía.
    + Los horarios de avión y la elección de hoteles muy bien. El mejor el de Vannes y el peor el de Quimper, pero todos con el desayuno estupendo y se encontraban fácilmente.

    Un saludo.
    Almudena

  2. Rafael Hidalgo
    8 septiembre, 2014 at 17:54

    Hola David:

    Bueno, ya estamos de vuelta. Os escribo para decirte que todo ha salido perfecto; tanto los alojamientos, el alquiler del vehículo, así como el recorrido en sí, ha estado fantástico, por lo tanto, todos hemos quedado muy contentos. Por lo que te felicito y a la vez te agradezco los oportunos consejos y tu ayuda.

    Pues eso, un cordial saludo y cuento con vosotros si, tenemos otra idea de viaje como esta en un futuro.

Comments are closed.