Cuba por libre: Fly & drive de Santiago a La Habana 16 días en casas

FLY AND DRIVE EN CUBA…
VUELA Y CONDUCE POR…

…la mayor isla del Caribe, atravesándola de un extremo a otro desde Santiago hasta La Habana, conduciendo tu coche, alojándote en casas particulares y comiendo en paladares. Un completísimo programa de 16 días para recorrer toda Cuba en libertad y a pie de carretera.

Catedral de Santiago de Cuba para principal

Aunque hay muchas formas de definir a Cuba, tal vez la palabra que más encaja es “diversidad”. Tanto por geografía y paisaje como por la población, Cuba se parece un poco a todo el mundo y a la vez puede decirse que no hay nada en el mundo como Cuba. Es, sencilamente, un país y una gente que deben vivirse. La ruta que aquí proponemos ofrece la experiencia de la diversidad de la isla, recorriendo al completo los cerca de 900 kilómetros que separan Santiago de La Habana, pasando por los cayos, ciudades coloniales, parques naturales, plantaciones e ingenios. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que como los propios cubanos?

Este fly and drive de 16 días en casas particulares de Cuba no sólo son unas vacaciones; es asomarnos al mundo cubano, viviendo en sus casas, comiendo en sus paladares y conduciendo por sus carreteras. Al alojarnos en casas de alquiler y desplazarnos en coche, viviremos el país de cerca, disfrutando de la gran hospitalidad de los cubanos y compartiendo su alegría, su tesón y su actitud ante la vida, tan distinta del frenesí por hacerlo todo “ya” en que a menudo nos vemos envueltos.

Ruta prevista: La Habana – Santiago de Cuba (vuelo) – Bayamo – Camagüey – Trinidad – Santa Clara – Remedios – cayos – Guamá – Tapaste – La Habana – Viñales – La Habana

Pernoctando en: La Habana 4 noches, Santiago 3 noches, Camagüey 2 noches, Trinidad 2 noches, Remedios/cayos 2 noches,  Viñales 1 noche.

Duración: 16 días. Kilómetros necesarios para cubrir el programa: 1.600 km.

Precio recomendado. Sujeto a fluctuaciones (alza o baja) según temporada y la antelación con la que se efectúe la reservaprecioauto 1.970

El precio incluye:

  • Vuelos Madrid – La Habana y regreso, cías. Air Europa / Iberia. Consultar conexiones otros orígenes
  • Vuelo interno La Habana – Santiago de Cuba, cía. Cubana de Aviación
  • 14 noches de alojamiento en casas de alquiler cat. Turista
  • Alquiler de coche tipo Económico durante 10 días con kilometraje ilimitado.
  • Asistencia en destino y traslados en La Habana y Santiago
  • Visita guiada a pie en La Habana
  • Visado de Turista
  • Seguro de viaje (obligatorio para entrar en Cuba)
  • Tasas aéreas (aprox. 500 €) e IVA
  • Información del destino y envío de documentación.

No incluye:

  • Desayunos (pago directo, unos 5 CUC por persona y día)
  • Seguro de alquiler del coche (15 CUC diarios, pago directo en destino).
  • Cargo por devolver el coche en otra ciudad (a partir de 100 CUC por alquiler)
  • Conductor adicional en el coche (unos 3 CUC diarios)
  • Días adicionales en cualquiera de las casas, consultar
  • Combustible, comidas, entradas y otros gastos particulares
  • Seguro de anulación opcional: 40 €
  • Nada no especificado en el apartado anterior

Tira de Santiago a Habana

(volver arriba)

viajeautosugiere.svg

(volver arriba)

Día 1: España – La Habana

Presentación en el aeropuerto al menos dos horas antes de la salida del vuelo. Vuelo a La Habana (vía Madrid para otros origenes), con Air Europa. De Madrid a La Habana serán aproximadamente 10 horas de vuelo. Una vez en Cuba, entre los trámites de aduana y la recogida de equipaje podréis salir del aeropuerto una hora y media después de la llegada. A la salida os estarán esperando para trasladaros a la casa de alquiler.

Día 2: Habana

Desayuno. Quedaréis con alguno de nuestros colaboradores en Cuba para comenzar un recorrido de la Habana Vieja. Iremos en almendrón (coches clásicos de los años 50 en los que se mueven habitualmente los habaneros), hasta el punto desde donde comenzaremos el recorrido. Saliendo del Capitolio, atravesaremos el Parque de la Fraternidad para luego entrar por la calle Obispo; recorreremos las plazas más bonitas, como la Plaza Vieja, Plaza de San Francisco y Plaza de la Catedral. Será un paseo calmado para disfrutar el ritmo de sus calles y su gente. Resto del día libre para disfrutar de la vitalidad habanera.

Día 3. La Habana – Santiago de Cuba (vuelo)

Desayuno. Os recomendamos salir en el vuelo de la tarde si es posible para aprovechar más de La Habana. Traslado al aeropuerto. Vuelo de Cubana de Aviación, de La Habana a Santiago de Cuba. Será, aproximadamente, una hora y media de vuelo. Recogida de equipaje y traslado al alojamiento. Quedaremos con quien os dará la bienvenida a Santiago de Cuba. En el centro encontraréis el Parque Céspedes, Plaza Dolores, o la calle Heredia, a donde podréis ir si queréis ver la vida nocturna en Santiago. Alojamiento en casa de alquiler.

Día 4. Santiago

Desayuno. Os sugerimos comenzar el recorrido por la ciudad a vuestro aire, aunque os acompañará alguno de nuestros colaboradores en Santiago, con la posibilidad de movernos por esta montañosa ciudad en uno de los coches en los que se desplazan los santiagueros.

Será este día vuestra oportunidad de conocer el centro histórico, que ha sido cuna del Ron Bacardí y de la Revolución Cubana de 1959; visitar la Plaza de la Catedral, alrededor del cual se encuentran los palacetes y calles más importantes. Visitar la casa de Diego Velázquez, cuya reconstrucción fue desarrollada por el Doctor Prat, inmigrante catalán devenido hijo ilustre de Santiago de Cuba y uno de los intelectuales santiagueros de referencia del siglo XX. Caminaréis hasta la Plaza Dolores por Enramadas, y continuar hasta la Plaza de Marte. También os sugeriremos ver la puesta de sol desde el Morro o desde el Balcón de Velázquez. Noche a vuestro aire por Santiago de Cuba. Alojamiento en casa de alquiler.

Día 5. Santiago de Cuba

Desayuno. Hoy iréis a recoger el coche de alquiler para salir de la ciudad y visitar el Santuario de la Virgen del Cobre, patrona adorada de Cuba, tanto por los devotos católicos, como por la religión yoruba, en la que se le conoce como el Orisha Ochún. También os sugerimos ir a Siboney, pequeño pueblo del Mar Caribe en el que nació Compay Segundo, ilustre músico que ganó fama mundial con el disco “Buenavista Social Club”. Después os sugerimos ver o visitar otros atractivos como el Cementerio Santa Ifigenia, la Plaza de la Revolución, el Teatro Heredia, la Universidad de Oriente, Vista Alegre o el Museo 26 de Julio, que será una magistral lección de la Historia de Cuba. Noche a vuestro aire.

Día 6. Santiago – Bayamo – Camagüey (340 km)

Desayuno. Os sugerimos salir temprano para llegar a Bayamo, donde podéis hacer una visita panorámica del centro histórico de una ciudad que, en el año 1869, fue incendiada por sus habitantes para evitar su captura tras sufrir una derrota aplastante contra las tropas españolas. Continuaréis rumbo a Camagüey, otrora Villa de Santa María del Puerto del Príncipe, tercera ciudad fundada en Cuba (en 1514), y a donde llegaréis al final de la tarde. Ahí podréis caminar por las agradables plazas de una de las más auténticas ciudades cubanas: Camagüey. Podéis contar con alguno de nuestros colaboradores para hacer un paseo nocturno a vuestro aire. Alojamiento en casa de alquiler.

Día 7: Camagüey

Desayuno. Para hoy os sugerimos hacer un recorrido por los puntos más interesantes de la ciudad: Plaza San Juan de Dios, Parque Agramonte, Teatro principal, Casino campestre, Plaza del Carmen y Plaza de la Caridad. Día para disfrutar de la vida cotidiana. Otra alternativa es ir a Playa Santa Lucía, al norte, donde podréis bucear o hacer snorkeling. Hay poco más de 1 hora y media de carretera de ida, e igual tiempo de regreso. Os sugerimos disfrutar la ciudad de otra forma y comer en casa de alguna familia local. Noche libre en la ciudad agramontina.

Día 8: Camagüey – Trinidad (260 km)

Hoy os volveréis a cambiar de ciudad avanzando al oeste hacia Trinidad, recorrido que realizaréis por la Carretera Central, principal carretera de la isla que se construyó en la década de 1930 y que atraviesa Cuba desde Pinar del Río hasta Guantánamo. Pasaréis por Florida, Ciego de Ávila, Sancti Spiritus… son unas 5 horas para llegar al ingenio Manaca Iznaga, donde conoceréis la particular historia de este sitio, ver las vistas desde su torre y beber guarapo (zumo de caña de azúcar). Continuar a Trinidad, parando en el Mirador del Valle de los Ingenios, para contemplarlo desde las alturas. Trinidad es la mejor conservada de las ciudades coloniales, desde donde partió Hernán Cortés a la conquista de México. En la noche os proponemos cenar en algún paladar para luego subir a las escalinatas donde, seguramente, encontrareis música en vivo y marcha local.

Día 9:  Trinidad

Desayuno. Os proponemos caminar por las calles empedradas para apreciar las casonas coloniales o ir a hacer una caminata por Topes de Collantes y a disfrutar de los saltos de agua del Caburní. Igualmente tenéis la opción de ir a ver la puesta de sol en playa Ancón. Por la noche, en la Casa de la Trova, podréis escuchar música en vivo.

Día 10: Trinidad – Santa Clara – Remedios / cayos del norte (115/185 km)

Os proponemos salir rumbo a Santa Clara, atravesando la Sierra del Escambray. En Santa Clara os sugerimos visitar el monumento del Tren blindado; el parque principal de la ciudad y terminar el recorrido en el monumento donde descansan los restos mortales del Ché Guevara, en la Plaza de la Revolución. Luego pondréis rumbo a Remedios, municipio célebre por sus parrandas, donde dormiréis hoy. Noche libre en esta villa colonial; alternativamente podemos ofreceros ir a dormir en los cayos del norte de Villa Clara.

Día 11: Remedios / cayos del norte 

Os proponemos abandonar la isla de Cuba rumbo a los Cayos del norte (si no habéis dormido ahí). La carretera que lleva a los Cayos se conoce como “pedraplén” por la técnica con que la construyeron sobre el mar.  Llegaréis al cayo elegido con tiempo para disfrutar de la playa, el pedraplén se recorre desde la orilla hasta el final en una hora. También podéis practicar algunas de las actividades que se organizan por ejemplo en la Marina del Cayo Las Brujas. Regreso a Remedios. Noche libre.

Día 12: Remedios – Guamá – Tapaste – La Habana (390 km)

Salir rumbo a Santa Clara, para buscar la autopista Este-Oeste, más conocida como “8 vías”, hasta  llegar a la Ciénaga de Zapata. Podréis visitar Guamá, el Criadero de cocodrilos, la Aldea Taína o también pasear en lanchas por la laguna del Tesoro. Continuar rumbo al poblado de Tapaste, donde podréis visitar las Escaleras de Jaruco (abren sólo de jueves  a domingo) y comer en casa de alguna familia local.

De Tapaste podréis elegir si vais a La Habana o preferís ir directos  a Viñales, aunque sólo llegar a La Habana ya supondrán 5 horas de coche y hay otras 2 hasta Viñales. Si dormís en la capital, tal vez podráis ir a visitar las Escaleras de Jaruco al día siguiente, si estaban cerradas.

Día 13. La Habana – Viñales (180 km)

Desayuno. Si habéis dormido en La Habana, os proponemos salir temprano rumbo a la provincia de Pinar del Río. Iréis hacia el oeste de la isla y el Valle de Viñales, tal vez entrando a visitar Soroa o el proyecto ecosostenible de Las Terrazas. Al final os espera el impresionante paisaje del Valle de Viñales, con sus mogotes y las plantaciones y factorías de tabaco. A 50 minutos de Viñales, tenéis el Cayo Jutías, donde los pescadores os podrán dar un buen almuerzo marinero mientras disfrutáis de la playa o hacéis snorkeling. Por la noche, podréis ir a disfrutar de la música en vivo en el poblado de Viñales. Alojamiento en casa de alquiler.

Día 14. Viñales – La Habana (180 km)

Hoy aún podréis disfrutar de la zona medio día antes de salir de regreso rumbo a La Habana. A la llegada a La Habana, y aprovechando que disponéis del coche (La Habana es una ciudad extensa, con distancias considerables), os recomendamos hacer una panorámica por el Museo de la Revolución, Parque Central, Gran Teatro de La Habana, Capitolio, el Malecón, Plaza de la Revolución, Universidad de la Habana, la zona de Miramar e, incluso, visitar el Parque Morro – Cabaña. Noche libre en la ciudad capital de todos los cubanos, donde podréis cenar en alguno de sus nuevos, buenos y auténticos paladares; un paladar es un pequeño negocio privado que sirve como casa de comidas o restaurante de cocina casera; podremos aconsejaros algunos.

Día 15: La Habana – España

Desayuno. Día libre en La Habana hasta la salida del vuelo. Por la mañana iréis a devolver el coche, a la misma hora que se recogió. Podéis hacer las últimas compras al mercadillo de Vedado, tomar un mojito en La Bodeguita del Medio o entrar en el Capitolio y caminar por la calle Reina. A la hora que os indiquen nuestros colaboradores, traslado al aeropuerto y tomar el vuelo de regreso. Noche a bordo, llegada a Madrid al día siguiente y escala para quienes vengan de otros orígenes.

(volver arriba)
NOTAS DE VIAJE:


Para entrar en Cuba es imprescindible pasaporte electrónico con una validez mínima de 6 meses a la fecha de regreso y una Tarjeta de Turista (visado).

La Tarjeta de Turista es válida para una sola entrada y tiene una validez de 6 meses desde el momento de emisión. Una vez registrada la entrada, el viajero dispone de 30 días para su estancia en Cuba como turista.

Es obligatorio disponer de un seguro médico válido para Cuba. Este seguro va incluido con los programas de ViajeAuto; no obstante podrán añadirse a este seguro básico, mayores coberturas y cobertura para gastos de anulación.

Por último debemos tener en cuenta que Cuba no es un destino como otros y determinados servicios no están disponibles; el wifi de los hoteles suele ser inexistente o de poca calidad y usar el tráfico de datos del móvil es totalmente desaconsejable salvo que tengamos un plan específico para Cuba. Asimismo a la hora de la comida no se pueden atender necesidades especiales como por ejemplo las de celíacos, si bien en muchos paladares podrán prepararnos platos alternativos si les avisamos con tiempo.

Al alojarnos en casas de alquiler, viviremos con nuestros anfitriones cubanos, con sus más y sus menos; y aunque como turistas podremos acceder a ciertos lujos como la leche o huevos, hemos de ir abiertos a que nos van a dar lo mejor que tienen pero Cuba es Cuba y, por ejemplo, la lejía para blanquear la ropa de cama es difícil de encontrar.

CONDUCIR EN CUBA:


RENT-A-CAR-11111 La red viaria cubana adolece principalmente de falta de mantenimiento del firme y escasa señalización, lo cual afecta al tiempo que se tarda en recorrer las distancias entre localidades. Esto es especialmente cierto en el Oriente, donde algunas carreteras ya no son aptas para el tránsito de turismos (por ejemplo la ruta más directa entre Santiago de Cuba y Baracoa). Como norma general, las carreteras del Occidente y las zonas más turísticas son las de mejor calidad, y ésta se va degradando a medida que nos adentramos en la red secundaria y avanzamos hacia el Centro y el Oriente.

Para moverse por Cuba es imprescindible un buen mapa y algo de sentido de orientación, porque la mayoría de carreteras sólo están señalizadas a la salida de las grandes ciudades y no hay señal de GPS. Esto hace que a menudo sea preciso negociar las intersecciones guiándose por el mapa y preguntando a la gente que encontraremos por las carreteras –los cubanos son muy amables y por lo general sabrán darnos las indicaciones adecuadas.

Dado el estado de las carreteras, se aconseja no superar nunca el límite de velocidad indicado y estar atento a los daños en el firme (baches, grietas, secciones sin asfalto, etc.) y a los pasos a nivel, a menudo sin señalizar. También deberemos prestar especial atención a las personas, ciclistas y animales que puedan transitar por la vía; esto se aplica incluso a las autopistas.

Muchas carreteras cubanas no tienen iluminación y no conviene circular de noche, ya que a menudo los ciclistas no tienen luces y al haber poco tráfico las carreteras pueden ser invadidas por animales salvajes. Asimismo, en caso de desatarse una tormenta, puede ser aconsejable detenerse hasta que mejore la visibilidad de la calzada.

Gasolina y averías: el suministro de gasolina está garantizado en toda la isla. Deberemos llenar el depósito siempre con gasolina especial (aprox. 1,40 CUC por litro) y bajo ningún concepto comprar gasolina en el mercado negro.

Dado que la red de gasolineras interurbanas es un poco escasa, si vamos a circular por carreteras secundarias puede ser buena idea llenar el depósito en cuanto veamos que está a la mitad.

Los coches de alquiler en Cuba suelen ser modelos fabricados en Asia para mercados de países en desarrollo y su calidad no es comparable a los vehículos comercializados en Europa, a lo que se suman las dificultades para reponerlos por lo que el típico auto de alquiler cubano es todo un “veterano en mil batallas”; es muy importante asegurarnos de que al recogerlo se señalan todas las zonas con golpes y desperfectos (incluyendo el interior del maletero y los bajos si es el caso). También es aconsejable no abusar de los neumáticos (p.ej. estacionando toda la noche sobre un bordillo) porque en el clima cubano tienden a averiarse si se los fuerza y nunca sabremos qué trato les han dado antes de que el coche llegara a nuestras manos.

Asimismo en el caso de sufrir un pinchazo u otro desperfecto, es muy aconsejable reparar el neumático averiado lo antes posible o sustituirlo por otro si la agencia de alquiler tiene oficina en la ciudad de destino.

Aparcando: a la hora de estacionar el coche, por las noches no deberemos preocuparnos ya que los dueños de las casas nos indicarán dónde dejarlos y a quién pagar para que lo vigilen por una propina de 2 o 3 CUCs; en el resto de ocasiones, en todos los sitios turísticos hay los autodenominados “parqueadores oficiales” que nos facilitarán el aparcamiento y vigilarán el coche por una propina de 0,50 o 1 CUC.

(volver arriba)

GASTRONOMÍA


cocinero

Puede decirse que la base de la comida cubana es la cocina española, ya que aportó infinidad de ingredientes y la forma de prepararlos; pero debido a la dificultad de conseguir algunos de los ingredientes de los platos típicos españoles en Cuba, los criollos fueron poco a poco introduciendo nuevos elementos autóctonos de su país.

La cocina cubana también ha sido influenciada por la africana, y es que durante la época de la esclavitud, los cocineros solían ser esclavos. Ésta influencia afectó mucho a la forma de preparar los platos, y también aportó nuevos ingredientes, como por ejemplo el ñame.

Cuba recibió también miles de inmigrantes chinos, los cuales aportaron su granito de arena a la gastronomía cubana. En este caso, el elemento más destacado de sus aportaciones fue la guinda.

Todas estas influencias han proporcionado a la cocina cubana una identidad propia, única en el mundo.

Por cierto: cabe señalar que en Cuba, el significado de las palabras sándwich y bocadillo está invertido; por lo que si deseamos comer un bocadillo habrá que pedir un sándwich, y al revés si lo que deseamos es un sándwich.

Algunas especialidades de la gastronomía cubana:

El congrí: está compuesto por frijoles colorados, carne de cerdo, chicharrones, tocino y arroz.

Moros y Cristianos: es arroz con frijoles negros estofados.

Lechón: cría de cerdo. Se sirve asado o frito.

Yuca con mojo: yuca cocinada con una salsa hecha con aceite, ajo, sal, pimienta y limón.

Ajiaco: Es una especie de ragú de tasajo y carne salada acompañada con vegetales, maíz, plátanos verdes, papas, etc.

Langosta enchilada: se trata de un plato típico que sólo comen los turistas.

Tostones: trozos de plátano verde aplastados y fritos.

Tasajo a la cubana: carne de vacuno seca y guisada. Se sirve con abundante salsa.

Tamal en cazuela con mariscos: se trata de un guiso de tamal y mariscos con salsa bastante condimentada.

Ropa Vieja: Vegetales variados con carne de vacuno cocida y desmechada.

Bebidas en Cuba:

Cuba es el paraíso de los cócteles. Aquí los afamados mojitos, ron collins, daiquirís y piña colada se consumen a diario.

El rey de las bebidas alcohólicas es el ron, una bebida nacional que ha conseguido fama mundial. Existe una gran cantidad de marcas de ron, cada una de ellas incluso tiene diferentes gamas y calidades. La más destacada es Havana Club; pero también están bien valoradas Caribbean Club, Matusalén, Caney, Ron V.C., Varadero, Bucanero, Bocoy y Paticruzado. También destaca el Ron Santiago, de 15 años, el cual solo se encuentra en la ciudad de Santiago de Cuba.

Los licores de ron y frutas son deliciosos, y en Cuba no solo son utilizados para beber, ya que también se utilizan para condimentar macedonias y ensaladas de frutas.

Es importante mencionar que la graduación cubana del alcohol es diferente a la internacional. En la letra pequeña suele poner el equivalente a la europea. Por ejemplo, una bebida de 12º cubana es equivalente a una de 5,5º en España.

Cuba también es famosa por preparar unos excelentes zumos o jugos de frutas tropicales. El jugo de caña (guarapo) y el agua de coco son los más populares de la isla.

En cuanto a refrescos la palma se la lleva “Tropi-Cola”, una especie de coca-cola nacional mucho más dulce. Otros refrescos corrientes en la isla son la soda de limón o de naranja “Cachito”, y la malta “Caracas”, procedente de Venezuela.

El café cubano es realmente espeso y concentrado. Suele servirse en pequeñas cantidades, y sin azúcar.

(volver arriba)
vaucinta-spg

Nombre
Email
Telefono
Solicitud ?
Recuerda indicarnos el aeropuerto de salida, margen de fechas disponibles, número de personas y si viajarían niños menores de 12 años.